BLOG

Construir la fuerza emocional de los niños: función de los padres y de la escuela

¿Pueden los padres de familia y las escuelas encontrar un medio para comunicarse en favor del bienestar emocional de los pre-adolescentes y adolescentes? En este artículo que traducimos en Punto de Razón, se explican algunas estrategias para lograr esta asociación; estrategias donde la comunicación entre padres de familia y maestros es fundamental, porque permite que ambos agentes se mantengan pendientes de las emociones de los estudiantes y les ayuden a fortalecerlas mediante técnicas de trabajo específicas para su aplicación en casa y en la escuela.

Para los padres, puede ser abrumador, desconcertante y misterioso lidiar con los años pre-adolescentes y adolescentes de sus hijos. Los estudiantes se encuentran en medio de una maraña de cambios hormonales, en el centro de la dinámica social, con el deseo de una mayor independencia, y la necesidad de seguridad emocional.

En esta etapa, muchos padres se sienten perdidos, sin saber la forma de comunicarse y conectarse con sus hijos. Aquí es donde las escuelas pueden tener un papel clave, pues con su experiencia pueden aportar datos que ayuden a los padres a entender el sentido de los problemas sociales y emocionales que presentan sus hijos.

La comunicación entre los padres y las escuelas puede proporcionar un marco de referencia para que los padres pongan las cosas en perspectiva, y logren romper el aislamiento que experimentan cuando se trata de trabajar con su hijo y entenderlo. Esto puede ocurrir mediante programas de educación para padres y reuniones donde ellos mismos comparten sus preguntas e inquietudes y reciban apoyo y guía de profesores calificados y capacitados. También pueden hacerse llamadas telefónicas a la escuela cuando haya una situación complicada, para ver si lo que ocurre en casa, realmente se relaciona con la etapa de desarrollo por la que el niño está pasando.

A continuación algunas estrategias que funcionan bien para establecer esta relación entre escuelas y padres de familia:

Grupos de padres. Un grupo de consulta bien coordinado construido a partir de las necesidades de desarrollo de cada grupo, comunicando a los padres sobre las metas del programa de asesoramiento, que estará basado en las habilidades fundamentales del aprendizaje social y emocional (SEL: Social-Emocional Learning). Las escuelas pueden desarrollar programas de asesoramiento usando temas SEL adecuados a las necesidades de desarrollo de cada grupo e invitando a los padres a participar en cafés matutinos o vespertinos para platicar en torno a algunos de estos temas.

Programas organizados. Programas de asesoramiento que pueden incorporar una escala de calificación o registro como parte de la práctica regular. Janice Toben y Sabiston Rush, que dirigen un taller de verano para profesores de SEL, han perfeccionado esta escala de calificación y la han introducido a las comunidades escolares. En una escala del 1 al 10, los estudiantes pueden evaluar su estado de ánimo ese día, siendo 10 el sentimiento más positivo y 1 el menos positivo. Esto reta a otros estudiantes para demostrar empatía y conectarse con la forma en que la que organizan y dirigen su propia escala. La escala de calificación también proporciona una forma segura para que los padres sepan cómo se está sintiendo él o ella. En lugar de preguntarle: “¿Cómo estás?”, a lo que la respuesta casi siempre será “bien”, la escala crea un medio para indicar sentimientos, estados de ánimo y emociones mediante la metáfora. Si un estudiante se califica en un número muy bajo, se presenta la oportunidad para que el maestro pueda dar seguimiento en la relación que existe entre el estudiante y la familia, y ayudar a consolidad la conexión hogar-escuela.

Formación del estudiante. Una clase que proporciona la oportunidad a los estudiantes para que compartan sus inquietudes, preocupaciones y ansiedades, junto con las estrategias de desarrollo de habilidades para hablar y hacer frente a sus desafíos. En una sesión pública, los estudiantes comparten un problema o una inquietud de forma anónima en una pequeña tarjeta. El profesor recoge las tarjetas y con ellas se generar un debate para encontrar solución a los problemas de los estudiantes, crear empatía y aprender a escuchar. Las tarjetas también proporcionan al profesor aquello que los estudiantes están pensando y puede compilar las tarjetas para dar sentido a los temas y los problemas, que luego pueden ser utilizados en las tardes de café y padres para discutir las emociones de sus hijos en las etapas de desarrollo de los pre-adolescentes.

Comunicación abierta. Cuando surgen problemas, la escuela mantiene una comunicación estrecha con los padres para trabajar con ellos en el proceso de solución y el uso de herramientas SEL, para ilustrar modelos para los estudiantes.

Consejero designado. Con la ayuda de un profesor capacitado, los estudiantes buscan apoyo y orientación de este maestro para trabajar en sus retos. Este maestro puede reunir grupos de estudiantes para que mediante ejemplos de situaciones difíciles, practiquen las habilidades SEL y trabajen juntos para resolverlas. La comunicación en casa permite dar seguimiento, para reforzar el desarrollo de las habilidades SEL.

Priorizar el aprendizaje social y emocional en las escuelas, y la creación de lazos entre los estudiantes, padres de familia y escuelas es decisivo en la creación de una comunidad de aprendizaje seguro. Estas habilidades no cognitivas ayudan a los estudiantes a desarrollar la capacidad para conectarse emocionalmente y hacer que la escuela sea un lugar más gratificante.

Traducción de Midorie Huesca a partir del artículo
How Parents and Schools Can Help Build Kids’ Emotional Strength en: http://blogs.kqed.org/mindshift/2012/10/how-parents-and-schools-can-help-build-kids-emotional-strength/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>